El Plan de Igualdad viene a dar respuesta a la necesidad de conquistar derechos igualitarios para las mujeres, eliminando los obstáculos que se interponen a la igualdad real y al acceso al ámbito de lo público. La igualdad entre hombres y mujeres es un principio básico y un derecho fundamental dentro del marco legal de la Comunidad Europea, la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Andalucía.

El II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación en Andalucía (2016-2021) propone actuaciones a favor de los derechos de las mujeres y además incorpora actuaciones que incidan en la cultura real que sustenta la desigualdad, con actuaciones a favor de los hombres y de las mujeres en aquellas desigualdades específicas que produce la tradicional socialización diferenciada.

El II Plan contribuye a fomentar, desde esta doble mirada a favor de las mujeres y a favor de los hombres, planteamientos cooperativos de “yo gano, tú ganas”, que configuran los pilares básicos de una sociedad igualitaria y justa.

Coordinador: Rafael Roldán Castellón

igualdad@hurtadodemendoza.es

Son muchos los logros que se han conseguido en los últimos años sobre la igualdad entre hombres y mujeres, pero, a pesar de estos avances, aún se siguen evidenciando en la realidad social y cultural hechos que denotan cómo todavía no se ha alcanzado la igualdad real y efectiva entre los sexos. Entendemos la igualdad como una relación de equivalencia, en el sentido de que todas las personas tienen el mismo valor, y precisamente por ello son iguales. Sin embargo, tener el mismo valor no implica que tengan la misma identidad ni que sean uniformes. La igualdad admite diferencias, pero no desigualdades. La desigualdad supone discriminación y privilegio, y la diferencia implica diversidad entre sujetos de la misma especie.

La Igualdad en Educación se convierte en un reto de nuestro sistema educativo, puesto que hombres y mujeres hemos vivido durante siglos en un contexto marcado por una jerarquía de género impuesta. Queremos tratar de cambiar algunas conductas sexistas propias de nuestra herencia social y fomentar en las nuevas generaciones hábitos y conductas propias de personas educadas en la libertad y en el respeto mutuo.

Son cuatro los principios que sustentan el II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación 2016-2021: transversalidad, visibilidad, inclusión y paridad.

  1. Transversalidad. El enfoque transversal conlleva la incorporación de la perspectiva de igualdad de género en todas las fases de gestión de las políticas públicas, en todos los niveles y en todas las áreas temáticas. Supone, por tanto, una adecuación y mejora de la cultura institucional mediante la inclusión de la perspectiva de género en la elaboración, desarrollo y seguimiento de todas las actuaciones que afecten, directa o indirectamente, a la comunidad educativa. Reconoce la responsabilidad de dicha comunidad, la administración y los agentes sociales, como componente indispensable de la calidad, la equidad y el éxito del sistema educativo.
  2. Visibilidad. El II Plan incorpora medidas y actuaciones concretas que ponen el acento en la necesidad de visibilizar a las mujeres y su contribución al desarrollo de las sociedades, poniendo en valor el trabajo que, histórica y tradicionalmente, han realizado y su lucha por la igualdad.
  3. Inclusión: La máxima «Sí diferentes, pero no desiguales», resume el sentido del principio de inclusión. Sí a la diferencia, pues la diversidad enriquece las relaciones; mientras que la desigualdad y la discriminación, las empobrece y problematiza.
  4. Paridad: La igualdad formal y la igualdad real entre mujeres y hombres integra el sentido de este principio. La paridad constituye un derecho y un principio fundamental, necesario para el logro de mayores cotas de justicia y libertad en el ejercicio de derechos equitativos. La paridad real exige, por una parte, la participación equilibrada de las mujeres y de los hombres en la toma de decisión pública y política y, por otra, en el ámbito familiar y en el privado, la corresponsabilidad de los hombres y de las mujeres en las tareas de crianza y cuidado, de acuerdo con un reparto y disfrute equitativos. La presencia paritaria de mujeres y hombres en diferentes ámbitos y categorías profesionales o en puestos de liderazgo y de toma de decisiones debe responder a criterios de capacidad y formación equiparables y gozar de similar consideración. Diseñar un recorrido formativo común para alumnas y alumnos, dirigido a una construcción social con participación equitativa y justa de ambos sexos, impregna las actuaciones del II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación.

Los objetivos que se fijan en el II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación 2016-2021, y que deben servir de referencia para las actuaciones en nuestro Centro,  son:

  1. Establecer condiciones para que los centros implementen Planes de Centro coeducativos a través de una organización escolar y un currículo sin sesgos de género.
  2. Realizar acciones de sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa en materia de igualdad de género, coeducación y prevención de la violencia de género.
  3. Promover actuaciones de sensibilización y prevención de la violencia de género para contribuir a su erradicación, asegurando una intervención adecuada ante posibles casos de violencia de género en el ámbito educativo.
  4. Fomentar la integración de la perspectiva de género en el funcionamiento de la Administración educativa, sus organismos adscritos y los centros docentes dependientes de ella.

En cuanto a las líneas estratégicas, el II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación 2016-2021 fija cuatro:

  1. Plan de Centro con perspectiva de género.
  2. Sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa.
  3. Contribuir a erradicar la violencia de género.
  4. Medidas estructurales del propio sistema educativo.
1. Impulsar y vigilar que los documentos del Centro recojan los datos desagregados por sexo para que permitan análisis y soluciones diferenciadas.
2. Impulsar la formación del profesorado en materia de coeducación.
3. Impulsar el desarrollo de prácticas coeducativas que favorezcan la participación e implicación de ambos sexos en condiciones de igualdad y eliminen sesgos sexistas presentes en determinadas actividades y aprendizajes.
4. Elaborar  y difundir  normas y guías de buenas prácticas para los cambios en las relaciones entre hombres y mujeres.
5. Impulsar y vigilar la utilización de un lenguaje no sexista en los documentos del Centro y en el lenguaje oral.
6. Impulsar y vigilar que los espacios escolares se usen de forma compartida y no excluyente.
7. Colaborar con el D. de Información y Orientación Profesional en la aplicación de programas de orientación vocacional y profesional que potencien la eliminación de estereotipos y roles de sexo en las opciones académicas y laborales.
8. Analizar y corregir los desequilibrios en la elección de Ciclos Formativos condicionada por estereotipos de roles sexistas.
9. Impulsar y vigilar la selección de materiales curriculares que mejor respondan a la coeducación.
10. Organizar actividades para garantizar que el alumnado adquiera los conocimientos y habilidades necesarias para responder a las responsabilidades familiares y tareas domésticas.
11. Organizar actividades para visibilizar la contribución de las mujeres al desarrollo de nuestra sociedad.
12. Evaluar las actividades del profesorado y el índice de participación de profesores  para recoger los desequilibrios que se produzcan y proponer medidas que los corrijan.
13. Colaborar con los Tutores  en el diseño y desarrollo de las actividades relacionadas con el Plan de Igualdad.
14. Crear un Equipo de Trabajo para la igualdad de género: responsable del Plan de Igualdad, Departamento de Información y Orientación  Profesional y Jefatura Técnica.
15. Elaborar y divulgar (tablones de aulas y pasillos, sesiones de Tutoría, efemérides, etc.)  materiales contra la discriminación.
16. Impulsar a que se use el buzón de sugerencias del Centro para hacer aportaciones sobre coeducación e igualdad de género.
17. Crear un Punto de Coeducación en el Centro: paneles noticias, viñetas, carteles, fotografías, etc. sobre el tema.
18. Impulsar la realización de debates en horas de Tutoría y en distintos módulos
19. Proyectar películas y coloquio – debate posterior.
20. Elaborar un archivo documental de las actividades de coeducación realizadas en el Centro (fotos, grabaciones..).
21. Difundir en la medida de lo posible, las actividades realizadas (en organismos, otros Centros, medios de comunicación locales…).