Noticias

Estancia profesional de Susana Casasola en Salon-de-Provence, Francia

Durante las dos semanas comprendidas entre el 7 y el 18 de marzo de 2022 he participado en un programa europeo del Ministerio de Educación denominado ESTANCIAS PROFESIONALES EN EL EXTRANJERO. Se trata de unas visitas de estudio en las que un centro educativo de uno de los 15 países europeos participantes acoge a un/a docente español/a por un período de dos semanas, durante el cual se desarrollará el plan de actividades programadas conjuntamente. Esta visita no implica impartir docencia, el profesor ha de participar en la vida del centro mediante la observación de la práctica docente en el aula, la participación coordinada en la docencia y la elaboración de proyectos internacionales de intercambio y/o asociaciones entre centros escolares durante y después de la estancia.

Este programa lo puede solicitar cualquier funcionario de carrera que acredite el nivel B2 de la lengua del país al que quiere optar y tiene como finalidad mejorar la calidad de la formación del profesorado, adoptar métodos docentes más eficaces y fomentar el aprendizaje de lenguas extranjeras favoreciendo intercambios culturales.

Mi estancia se ha desarrollado en el Lycée Général et Technologique Adam de Craponne, en Salon-de-Provence, Francia. Se trata de un centro que cuenta con 2151 alumnos y 204 profesores. Lo denominan “polivalente “ porque tiene tres tipos de enseñanza : enseñanza general, enseñanza profesional y enseñanza tecnológica. Además se imparten dos modalidades de BTS, que equivalen a nuestros Ciclos de Grado Superior : NDRC (Negociación y Digitalización de la Relación con el Cliente) y SAM (Apoyo a la Acción de Manager).

Los ciclos tienen una duración de 2 años y en ambos se enseñan lenguas extranjeras: se imparten 6 horas semanales a lo largo de los dos cursos del primer idioma (inglés) y 4 horas semanales del segundo (español o alemán).

He asistido a varias clases de distintos profesores de inglés, español e italiano, para ver el tipo de metodología empleada y he observado que hay profesores que siguen un libro o que trabajan con fotocopias y son reacios al uso de las nuevas tecnologías mientras que hay otros que están más actualizados, elaboran ellos mismos sus materiales, clases, vídeos, juegos… y utilizan en clase los ordenadores e incluso los móviles.

Un aspecto que me sorprendió es que la edad límite en estos ciclos es de 26 años, los mayores acceden a otra modalidad que se llama «Formation continue». Las clases son muy poco numerosas porque los alumnos faltan mucho. El comentario generalizado de los profesores de Ciclos es que se trata de un tipo de alumnado con un nivel muy bajo en general y con poca motivación e interés.

La profesora que ha ejercido como anfitriona, Sophie Deville, enseña español en los ciclos y he asistido a muchas de sus clases activamente: presenté un vídeo nuestra Escuela y posteriormente comentamos aspectos del periodo de prácticas, por ejemplo, en este centro se van intercalando con la enseñanza teórica a lo largo de los dos años.

Los alumnos consintieron muy amablemente a que los grabara en un vídeo en el que se presentaban y hacían preguntas en francés y español a mis alumnos. Mme Deville y yo hemos considerado la idea de continuar con esta vía y hacer actividades conjuntas con nuestros alumnos para motivarlos con la práctica de los idiomas.

A parte de las clases he podido asistir a una sesión de evaluación, a una reunión del Consejo Escolar, a una reunión sindical de los profesores y a la reunión en la que mi anfitriona convocó a los padres de alumnos para informar sobre el viaje de estudios que van a realizar a mi región, Andalucía. También pude acompañarla a una actividad extraescolar que consistía en el estreno de un documental.

Por último, el sábado 12 de marzo se celebró en el centro la Jornada de Puertas Abiertas, en la que Mme Deville además de presentar la asignatura de español informaba a los padres sobre el programa Erasmus que les acababan de conceder para los alumnos de instituto.

Como reflexión personal sobre mi Estancia quiero mostrar mi enorme agradecimiento al Ministerio de Educación explicando los múltiples motivos por los que este tipo de iniciativas son tan necesarias e enriquecedoras:

  • En primer lugar quiero destacar el punto de vista lingüístico: la enseñanza de un idioma extranjero no se limita a transmitir conocimientos gramaticales sino a despertar entre los alumnos el interés por una cultura diferente y las ganas de comunicar para descubrir al otro, y estas estancias permiten al profesorado una inmersión total y necesaria para el reciclaje tanto lingüístico como cultural de los profesores de idiomas.
  • A nivel profesional es muy interesante descubrir metodologías nuevas e intercambiar ideas o estrategias en la enseñanza de lenguas extranjeras. En mi caso en concreto, a parte de lo observado en el instituto, fuera de él he podido recopilar materiales auténticos para usar en mis clases : grabaciones reales en restaurantes pidiendo una comanda, para los alumnos de Hostelería, fotografías reales de los diferentes tipos de comercios, vídeos pidiendo información en la Oficina de Turismo de la ciudad, para trabajar la atención turística… Incluso he podido contactar con una Escuela de Turismo de la ciudad vecina de Nîmes (Lycée et centre de formation Saint Vincent de Paul) con la que he iniciado ya conversaciones para realizar algún tipo de intercambio en el futuro…

  • Por último, no puedo dejar de destacar todo lo que me ha aportado esta experiencia a nivel personal: tanto el equipo directivo como los profesores del centro me han acogido estupendamente, proporcionándome mucha información sobre todo lo que les solicitaba y haciéndome sentir totalmente integrada. Y he de hacer una mención especial a mi anfitriona, Sophie Deville, cuya implicación en la vida y las actividades del centro es tan amplia que me ha facilitado la participación en todas ellas.

Para terminar quiero señalar que, independientemente de intercambios, proyectos, metodologías…, lo que realmente resulta gratificante en este tipo de iniciativas es comprobar que aunque estemos separados por una cultura, una frontera y unos cuantos kilómetros siempre es posible encontrar a profesores a los que nos une el mismo ENTUSIASMO por la profesión, por trabajar sin dejar de disfrutar y por enseñar sin dejar de aprender…

Por todo ello animo al profesorado a intentar vivir esta experiencia, si tenéis preguntas no dudéis en contactarme.

Susana Casasola Boyero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 - 
English
 - 
en
French
 - 
fr
Spanish
 - 
es