Noticias

Clasificación botánica de nuestro Centro (Diego Álvarez Peirú)

¿Sabías que nuestro centro cuenta con un mapa de Google que identifica las plantas que tenemos en nuestras instalaciones?

Granada no solo es hermosa y rica por su centro histórico, también los árboles y otras plantas decoran nuestras calles, nos dan sombra y, ¿por qué no?,  a veces alergia… La cuestión es que el medio ambiente es un tema que nos concierne a todos y para entender y respetar el mundo que nos rodea hay que saber identificar estos elementos verdes. Hay otros centros que ya cuentan con una clasificación de sus jardines, como es el caso del cercano IES Mariana Pineda, IES Zaidín-Vergeles, o el IES Virgen de las Nieves. Todos ellos cuentan con unos carteles con el nombre de las plantas y dan la oportunidad al que los visita de explorar este mundo “verde”.

El ya casi ex alumno de Guía, Información y Asistencias Turísticas Diego Alvarez Peirú nos explica como se le ocurrió la idea de hacer este mapa y donarlo al CPIFP Hurtado de Mendoza. Ha sido su proyecto fin de curso y anima al resto del alumnado a disfrutar de esta herramienta.

 

 


 

Como ocurre al final de la formación profesional hay que hacer un proyecto fin de curso, a principios de año analicé las plantas del Alcázar del Genil, un lugar muy interesante para hacer un tour por él orientado no solo a lo histórico sino también a la botánica. Pero al visitar otros institutos que tenían una clasificación botánica con cartelitos de las plantas de sus jardines y al darme cuenta que no existía una clasificación botánica del propio CPIFP Hurtado de Mendoza comprendí que podía hacer un proyecto fin de curso que tuviera una utilidad para el propio centro. Es decir, terminar mi curso de GIAT (Técnico Superior en Guía, Información y Asistencias Turísticas) con un proyecto que, además de cerrar mi último año, no se quedase en un cajón y que los conocimientos, tiempo y trabajo de esta clasificación no sea una simple nota y que aporte algo nuevo, ayude a la interpretación, genere riqueza para el centro y, lo más importante, para los alumnos.

Gracias a la jardinera, que no desea dar su nombre,  pero sin ella hubiese sido una tarea muy difícil. Pudimos clasificar los espacios verdes del centro, creando una base en un mapa online de la plataforma Google Maps dónde podemos ver la ubicación en el centro y el nombre de la planta.

Respecto a los profesores del centro, considero que con esta herramienta se pueden crear recursos didácticos muy interesantes. Hablé con los profesores de los ciclos de cocina animando a sus estudiantes para que hagan algo con esta información, pero para este año ya tenían el tema de fin de proyecto elegido. Puede ser que el próximo año algunos alumnos decidan usar los recursos del jardín para sus propios proyectos finales y así preparar platos y menús o cualquier otra actividad con los vegetales del centro. Por ejemplo, si tenemos naranjos amargos, pues haríamos mermelada de naranja,  la madera del naranjo es la mejor para cocinar una paella, y un largo etcétera.

Este es mi granito de arena, para que el Hurtado de Mendoza tenga nuevas herramientas de interpretación que sean aprovechadas por los alumnos y profesores para conocer mejor su medio.

Mi mayor deseo es que cualquier persona use esta herramienta para ampliar su conocimiento y que conozca mejor las plantas que nos rodean. Vivimos en un planeta que hay que entender para respetarlo.

Diego Álvarez Peirú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 - 
English
 - 
en
French
 - 
fr
Spanish
 - 
es